Hombre con facturas
01/02/24

No puedo pagar la comunidad de propietarios: ¿qué debo hacer?

¿Tienes problemas coyunturales y no puedes abonar la cuota de la comunidad?

Debes saber que la ley no tiene previsto ningún mecanismo para el caso de que un propietario pueda dejar de hacer frente a los pagos. No obstante, si hay una causa de fuerza mayor, conviene “tratarlo con la comunidad para evitar el inicio de un procedimiento judicial de reclamación“, tal y como señala Juan Rodríguez Baeza, administrador de fincas y creador de la web de las comunidades.

El artículo 9 de la Ley de Propiedad Horizontal aclara que todo propietario tiene la obligación de contribuir a los gastos generales para poder asegurar el sostenimiento de todo el inmueble. Entonces, ¿qué pasa si uno de ellos no paga? Lo habitual es que, como los gastos continúan fluyendo y deben abonarse, los tienen que afrontar el resto. Esto resulta especialmente gravoso en el caso de las comunidades pequeñas, pues el gasto debe repartirse entre muy pocas personas.

¿Cuáles son las consecuencias de no pagar la comunidad y ser un propietario moroso?

No puedes votar en las juntas. El único derecho que no tienen los propietarios morosos por el hecho de serlo es el derecho a voto, según se establece en el artículo 15 de la Ley de Propiedad Horizontal. Es decir, se le niega el derecho a voto, pero no se le impide asistir a la junta, ni participar en sus deliberaciones, detalla Baeza. Además, el propietario moroso “puede convocar juntas extraordinarias e incluso ser presidente“, y hasta puede disfrutar de la piscina y el resto de las zonas y los servicios comunes, a pesar de no estar al corriente del pago.

Te reclamarán la deuda (de manera extrajudicial o judicial), porque debes cumplir por ley con tus obligaciones.

¿Cómo se debe comunicar a la comunidad de propietarios?

Si tienes problemas financieros importantes (y que puedas demostrar), lo primero que tienes que hacer es notificarlo a la comunidad para poder llegar a un potencial acuerdo, debes comunicarlo de manera oficial a la comunidad “por escrito, para que quede constancia”. Asimismo, es fundamental señalar en el escrito que se trata de una situación temporal, que se prolongará lo menos posible.

¿De qué manera puedo pagar la deuda?

¿Hay alguna fórmula establecida para estos casos? ¿Se puede ir pagando poco a poco? ¿Se abona el monto total de la deuda cuando se pueda hacer frente a las cuotas de nuevo? Al no estar regulada la posibilidad de que un propietario deje de pagar las cuotas de la comunidad, no hay un mecanismo concreto que estipule cómo debe abonarse la deuda que va acumulando.

Según explican los expertos, si la comunidad ha aceptado que dejes de pagar por un tiempo, lo más conveniente es dar una propuesta concreta, que demuestre la disponibilidad de abonarlas.

¿Cuándo prescribe una deuda con la comunidad?

Si tienes una deuda con la comunidad de propietarios, en España existen unos plazos para poder exigírtela, que están estipulados en el Código Civil. Así, de acuerdo a la Ley 42/2015 del 7 de octubre de 2015 (en concreto, el artículo 1964), el tiempo de prescripción de una deuda de un propietario miembro de una comunidad es de cinco años desde el momento en que se incumple la obligación de abonar la cuota, sin importar que su naturaleza sea ordinaria o extraordinaria.

* Por Blanca Álvarez