22/01/24

Botiquín para viajes, la versión “mini”

Disponer de un kit de primeros auxilios te ayudará a solventar cualquier accidente o enfermedad repentina que sufra tu mascota antes de acudir al veterinario.

Los perros y gatos no están exentos de sufrir un accidente: Golpes, arañazos, mordeduras, cortes, fracturas

Los perros suelen estar más expuestos durante el momento del paseo, mientras que los gatos se accidentan en el hogar. Cualquier percance que sufra nuestra mascota debe ser resuelto con rapidez, y mucha calma. Contar con un botiquín de primeros auxilios a mano nos permitirá realizar una rápida intervención de emergencia, dándonos tiempo suficiente para valorar si después hay que acudir a un veterinario con más o menos urgencia

Si sales de viaje acompañado de tu mascota deberás llevar un pequeño botiquín para solventar cualquier contingencia. Los productos que tienes que incluir, en una versión más reducida: Guantes, Tijeras con punta redonda, Pinzas, Gasas estériles, Vendas, Esparadrapo, Algodón, Bastoncillos de algodón, Suero fisiológico, Toallitas de limpieza sin alcohol, Jabón neutro, Agua oxigenada, Antiséptico tópico, Termómetro, Jeringuilla de plástico, …..

Si lo prefieres, también puedes optar por comprar un kit de primeros auxilios ya confeccionado; aunque resultan algo más caros, son más compactos y fáciles de transportar. Se venden en establecimientos especializados.

Antes de emprender camino, conviene consultar con el veterinario sobre cómo actuar, si el animal se marea, y qué medicamentos podrías administrarle si fuera el caso.

También mira si la zona a la que vas a viajar requiere adoptar alguna medida preventiva de salud.

Si el gato o el perro toma medicamentos, no olvides llevar las dosis necesarias y alguna que otra de refuerzo.

Un último consejo: al llegar a destino busca un veterinario que pueda atender a tu mascota en caso de urgencia. Más vale prevenir que curar.

 

👉Recuerda que en EROSKIasegura disponemos de un seguro que necesitas para tu máscota. 👉Más información