¿Me devolverán el importe de un vuelo cancelado?

Te corresponde una compensación automática si tú vuelo ha subido una cancelación.

La aerolínea tiene la obligación de devolver el importe del billete en caso de cancelación de un vuelo. Se entiende por cancelación de un vuelo, la no realización de un vuelo programado y en el que había al menos reservada una plaza. Los pasajeros tienen derecho a compensación económica y a reembolso del billete o a transporte alternativo.

¿Qué norma se aplica?

La normativa que se aplica en este caso es tanto la comunitaria como la española. La legislación europea es clara, el Reglamento 261/2004 del Parlamento Europeo (art. 4 y 8) establece que, ante la cancelación de un vuelo, las aerolíneas tienen el deber de:

  • Ofrecer a los viajeros el reembolso de su dinero en un plazo de siete días.
  • La conducción hasta el destino final lo más rápido posible.
  • La conducción hasta el destino en una fecha que convenga al viajero.

La normativa española considera que la práctica comercial desleal supone una infracción grave en materia de defensa de los consumidores y usuarios. Asimismo, la Ley de Competencia Desleal establece que se considera desleal omitir y ocultar información necesaria “para que el destinatario adopte o pueda adoptar una decisión relativa a su comportamiento económico con el debido conocimiento de causa”, apuntan desde el Ministerio.

A¿Cómo puedo reclamar?

Si eres uno de los afectados, puedes reclamar ante la aerolínea para que te devuelvan el importe de tu billete. ¿Cómo tienes que hacerlo y qué puedes conseguir? El abogado Ignacio Rivière sugiere seguir estos pasos:

  • Lo primero que debes hacer es mirar las condiciones de la cancelación en el billete.
  • En el caso de que sea low cost (en los que no está prevista la devolución), “tienes que requerir a la compañía, exigiendo la devolución del importe“.
  • Si la compañía no responde, antes de acudir a la vía judicial tienes la posibilidad de reclamar ante la Agencia Española de Seguridad Aérea, un trámite que se puede hacer online.
  • En última instancia, siempre te quedará recurrir a la acción judicial.

¿Qué puedes conseguir con la reclamación? “Puedes conseguir el importe del billete, por lo que es muy recomendable reclamar siempre”, señala el abogado.

En una catástrofe natural, ¿quién asume los daños?

En España la cobertura de estos daños la asume el Consorcio de Compensación de Seguros.

Este organismo, que depende del Ministerio de Economía y Empresa, es el que se hace cargo de responder a las reclamaciones de los afectados. Pero el fondo para las indemnizaciones lo aportamos entre todos, ya que en todas las pólizas que se pagan en España se incluye un recargo obligatorio que se destina a un fondo común que es gestionado por el Consorcio.

Los afectados por una catástrofe natural pueden verse en dos situaciones distintas:

  • Si tienen una póliza de seguros, será el Consorcio el que asumirá los daños ocasionados, a través del fondo común constituido con las aportaciones de las pólizas de seguro particulares.
  • Si no se tiene póliza de seguros, el cobro por los daños sufridos dependerá de la declaración de zona catastrófica por parte del Gobierno, y las correspondientes ayudas gubernamentales que pudiera fijar.

En el caso de las  lluvias torrenciales que afectaron a Murcia, Alicante, Valencia, Almería, Málaga y Madrid en septiembre de 2019, el Consorcio recibió cerca de 65.000 solicitudes, con un coste total estimado de 434 millones de euros.

Los daños causados en atentados terroristas o tumultos populares, también están cubiertos por este organismo. Los atentados vividos en Barcelona en 2018 también pusieron en marcha los mecanismos del Consorcio, que abonó 875.000 euros por los daños sufridos en viviendas y comunidades de vecinos, automóviles y daños personales.

El Consorcio, además, opera como asegurador del automóvil en aquellos casos en los que el vehículo no haya sido aceptado por las compañías aseguradoras, así como en los siniestros en los que el vehículo causante no tenga seguro, haya sido robado o sea desconocido (en este caso sólo se cubren daños personales). También asume la gestión de entidades aseguradoras en liquidación.