No es necesario presentar el seguro del coche en la ITV: se comprueba directamente en el Registro de la DGT

puerta de garaje con rótulo de la ITV

Los operarios de la ITV podrán consultar en el Registro de la DGT este documento.

Desde los propios centros de Inspecciones Técnicas se comprueba, en directo y en el momento de la ITV, si el conductor del vehículo ha contratado el seguro pertinente para circular.

El acceso a esta información está disponible en el Registro de la DGT al que tienen acceso los operarios de estos centros. En el caso de no tener ningún seguro contratado, desde AECA advierten que la inspección no se llevará a cabo. Las multas por circular sin la ITV en regla rondan los 200 euros y la pérdida de puntos en el carné de conducir. 

Desde AECA han querido recalcar la importancia de superar la ITV y, al mismo tiempo, de contar con un seguro de coche o de moto (evidentemente, porque sin este último no habrá renovación de la ITV). De momento, el absentismo en la inspección se cifra entorno a un 40% de los conductores. (1 de cada 3 vehículos circulan sin ningún control sobre su estado).

¿Qué papeles deberías llevar en la guantera del coche?

El único documento que es esencial y obligatorio presentar a la hora de pasar la ITV es el original de la Tarjeta de la Inspección Técnica. También es aconsejable llevar el permiso de circulación, ya que sirve para comprobar que el vehículo se encuentra en perfecto estado y se ajusta a las características que lo describen.

 De no contar con el permiso de circulación, los operarios de la ITV podrán consultar en el Registro de la DGT este documento. Si lo que no se tiene es el original, también se podrá presentar una copia cotejada. Así pues, el único documento que es verdaderamente obligatorio y necesario llevar la ITV es la Tarjeta de la Inspección Técnica del Vehículo. 

Fuente: 20minutos, motor y movilidad.

 

Cuáles son las pruebas que se exigen para pasar la ITV

Todos los vehículos deben someterse a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). La periodicidad depende de la antigüedad del vehículo. 

Los automóviles y las motocicletas han de pasar la ITV cuatro años después de su matriculación. A partir de entonces, la inspección debe efectuarse cada dos años; una vez alcanzan la década, la ITV se requiere anualmente. En el caso de los vehículos industriales, se establece una programación de revisiones más frecuente.

Al llevar el vehículo a la ITV se revisa la carrocería, chasis y exterior; el interior; el alumbrado y la señalización; las emisiones; el sistema de frenado; la dirección; el eje, ruedas, neumáticos y suspensión; y el motor y la transmisión. 

Desde mediados de mayo de 2023 hay dos pruebas más: 

Sistema de llamada de emergencia (eCall): Requisito obligatorio únicamente para aquellos homologados a partir del 2018.

Recopilación de datos OBFCM (On-Board Fuel Consumption Meter): OBFCM solo se aplica a los que fueron matriculados desde enero de 2021.

Qué se revisa al pasar la ITV

Desde la AECA-ITV resumen en 10 pasos el proceso de la inspección técnica de vehículos y los elementos que se comprueban. Insisten en que, durante el proceso, no se efectúa el desmontaje de ningún elemento.

  • 1. Identificación del vehículo: Se comprueba que la marca, modelo, número de bastidor y matrícula del vehículo coincidan con los indicados en la documentación.
  • 2. Acondicionamiento exterior, carrocería y chasis: Se verifica que no haya defectos de oxidación y corrosión que puedan comprometer la seguridad del vehículo, así como aristas vivas peligrosas para los peatones. Además, se examina el estado de las puertas y sus mecanismos.
  • 3. Visibilidad: Se examina el estado de las lunas y el parabrisas, así como el correcto funcionamiento de los limpiaparabrisas y lavaparabrisas. Además, se inspeccionan los espejos retrovisores.
  • 4. Acondicionamiento interior: Se revisan elementos como los asientos y los cinturones de seguridad. También se verifica que no haya nada obstaculizando el campo visual.
  • 5. Alumbrado y señalización: Se chequea la orientación, funcionamiento y homologación de los dispositivos de iluminación y señalización.
  • 6. Emisiones contaminantes: Se miden los niveles de emisiones para comprobar que sean inferiores a los límites establecidos de acuerdo con la fecha de fabricación y el tipo de combustible del vehículo. También se verifica el nivel de ruido.
  • 7. Dispositivos de frenado: Se comprueba la eficacia, estado y funcionamiento del sistema de frenado.
  • 8. Dirección: Se supervisa su estado y funcionamiento, así como las posibles holguras de los elementos de la dirección del vehículo.
  • 9. Ejes, ruedas, neumáticos y suspensión: Se observa el estado general de los ejes, ruedas y de los diferentes componentes de la suspensión. También que los neumáticos sean los homologados.
  • 10. Motor y transmisión: Se comprueba el estado del motor, la batería y el depósito de combustible. También se verifica el sistema de escape y la transmisión.
  • 11. Otros componentes: Dependiendo del tipo de vehículo, se comprueban los componentes y documentación específica (tacógrafo, limitador de velocidad, control electrónico de estabilidad, etc.).

Láminas adhesivas solares en el parabrisas delantero.

Además en la última versión del ‘Manual de Procedimiento de la ITV’ se han actualizado las condiciones para la instalación de láminas adhesivas solares en el parabrisas delantero. Antes, solo estaban permitidas en vehículos conducidos por personas diagnosticadas con lupus.  Ahora se ha ampliado la posibilidad de colocar láminas en otros casos de enfermedades que tengan efectos equivalentes en términos de exposición a los rayos UV, siempre y cuando estén homologadas. Los propietarios del vehículo deberán, además, justificar la necesidad médica de instalar esta protección adicional.

Fuente: Revista Consumer

Estos son los trámites que debes hacer para dar de baja el coche

desguace de coches

Puede que tu coche tenga muchos años o que decidas cambiarte a uno híbrido o eléctrico, ya que las restricciones de movilidad para determinados vehículos son cada vez mayores. Pero sea cual sea la razón por la que decidas cambiar de automóvil, debes saber que tienes que dar de baja el anterior. 

La baja definitiva se debe tramitar,en un CAT o Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos. En ellos se ocupan de realizar todos los trámites; hasta el de recogerlo en tu casa. Y es una gestión gratuita. Pero, además, incluso puedes obtener un pequeño ingreso, ya que el desguace puede tasarlo y ofrecerte una compensación por él. 

¿Dónde dar de baja el coche?

La gestión para dar de baja tu coche se debe realizar obligatoriamente en un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT) para su desguace y reciclado. 

Estos centros te entregarán un certificado de destrucción , desde los CAT se encargan de notificarlo a la Dirección General de Tráfico (DGT).

Y una vez que el vehículo haya sido reciclado, se emitirá un documento oficial denominado baja definitiva del coche. Este justificante te lo enviará el CAT al que hayas acudido, ya sea por correo electrónico o por correo postal.

¿Cómo puedo tener la baja definitiva?

Para dar de baja tu automóvil de forma definitiva no siempre es necesario acudir personalmente a estos centros de tratamiento de vehículos, sino que puedes organizar la recogida y reciclaje de tu coche desde las propias webs de estos centros

Y como de forma presencial, te deberá entregar el certificado de destrucción y la baja definitiva del turismo. Si recibes los dos, ya no será necesario que te comuniques con la DGT.

En caso de que no fuera posible emitir la baja definitiva de manera electrónica, debes acudir a la DGT y presentar el certificado de destrucción en la oficina de tu localidad, donde emitirán la baja definitiva manualmente.

¿Quién debe hacer la baja del coche?

Dar de baja el coche es una gestión personal, aunque si el titular del vehículo no puede hacerlo por cualquier circunstancia, es posible delegar en otra persona 

¿Qué documentos se necesitan?

Para depositar el vehículo en un desguace autorizado del territorio nacional y proceder después a desguazar el coche, se necesita tanto la identificación del propietario como la documentación del automóvil. 

¿Cuánto cuesta dar de baja un coche?

Dar de baja un coche no cuesta nada. Más bien sucede lo contrario. Y es que “se puede obtener un ingreso por el vehículo, ya que los desguaces pueden tasarlo y ofrecer una compensación a cambio del mismo”, 

Dar de baja un vehículo histórico

Si tienes un vehículo de época o histórico y lo destinarás a colección (o a exhibirlo), no debes llevarlo a un Centro Autorizado de Tratamiento de Vehículos (CAT), ya que los coches depositados aquí se desguazan y reciclan. Para dar de baja un automóvil histórico hay que acudir a la Jefatura de Tráfico de tu provincia y solicitar la baja por registro electrónico, como señalan en la Dirección General de Tráfico.

* Por Blanca Álvarez